Un estremecedor minuto de silencio por los silenciados

07.07.2018 17:08

Alrededor de 20.000 personas llegaron a la Plaza de Bolívar de Bogotá para mandar un mensaje a los rincones de Colombia, allí donde están asesinando a los líderes sociales: "No están solos", fue el grito que juntó todas las voces.

 

Rodrigo Montoya, de 56 años, se quedó paralizado entre la multitud que a esa hora, sobre las 6:30 de la noche, ya se contaba en miles. Señaló el letrero que, a lo lejos, cubría el pedestal de la estatua de Simón Bolívar: "Sin olvido", decía, en letras negras sobre un fondo naranja. "Ese letrero lo empecé a ver en los 90, en las marchas por los muertos de la Unión Patriótica, y ahora es que me lo vuelvo a encontrar".

En la Plaza de Bolívar, entre los 20.000 manifestantes  congregados, era común la asociación entre el genocidio de la UP, en el que se contaron al menos 2.000 asesinados por móviles políticos, con la oleada de homicidios de líderes sociales que se dispararon desde la firma del acuerdo de paz y que, esta semana, con varios crímenes, entre esos el de Ana María Cortés, coordinadora de la campaña política de la Colombia Humana en  el Bajo Cauca, empujaron la movilización social en decenas de plazas de todo el país. 

 

La de Bolívar, en el centro de Bogotá, parecía un compendio de manifestaciones. Frente al Catedral Primada tres hombres vestidos con túnicas negras y con picos de carton gigantes, como gallinazos, perseguían y atormentaban a otro, disfrazado con ropas blancas, como una paloma. En el centro de la plaza, decenas de personas ubicaban alrededor de la figura de Bolívar las figura en tamaño real, en cartón, de varios de los asesinados de la UP.

Leer más: https://colombianos-en-el-exilio.webnode.es/news/un-estremecedor-minuto-de-silencio-por-los-silenciados/