Más ganancias para el capital y menos ingresos para los trabajadores

18.09.2018 00:43

Por: Carlos Julio Díaz Lotero

ail.ens.org.co

 

La frase atribuida a Benjamín Franklin: “En este mundo lo único seguro son la muerte y los impuestos”, solo debe aplicar a los trabajadores y no a las empresas, si nos atenemos a lo expresado por el Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Su idea es que la gestión del Estado sea financiada en un 100% por las personas naturales y no por las empresas, lugar donde el capital y el trabajo crean la riqueza de la sociedad que se distribuye vía ganancias y salarios. En Colombia, según el DANE, los salarios participan del 33% del ingreso nacional, mientras que en los países de la OCDE promedia el 65%.

La propuesta de reforma tributaria del Ministro Carrasquilla continúa la línea neoliberal de bajar el impuesto de renta a las empresas, y compensar el menor recaudo tributario mediante el aumento de este impuesto a los trabajadores y de impuestos indirectos a los consumidores.

Los impuestos con los que se financian los estados se clasifican en directos e indirectos. Los primeros, que gravan el ingreso o la riqueza, son progresivos, pues quien más gana o tiene, más paga. En cambio los indirectos, que gravan el consumo como el IVA, son regresivos, pues todas las personas pagan el mismo impuesto, independientemente de sus ingresos.


Leer más: https://colombianos-en-el-exilio.webnode.es/news/mas-ganancias-para-el-capital-y-menos-ingresos-para-los-trabajadores/