Los detalles desconocidos de la guerra fría del Gobierno Duque con la ONU

10.03.2020 11:51

La relación entre la Casa de Nariño y las Naciones Unidas está más tensa que nunca. Rechazo de nombramientos, desplantes y cruces de acusaciones han deteriorado los vínculos con las agencias del organismo multilateral y apuntan a replantear su presencia en Colombia.

“Es una intromisión a la soberanía”. “Un informe chambón”. “No sé de dónde sacan sus fuentes”. “Espero que hagan mejor su trabajo la próxima vez”. Esa andanada de frases salió de la Casa de Nariño por el último informe sobre derechos humanos de las Naciones Unidas. Desde las épocas de la presidencia de Álvaro Uribe, cuando este no reconocía la existencia de un conflicto armado interno, la ONU no había recibido mensajes tan duros del Gobierno colombiano. 

El tema se convirtió en el centro de la controversia política y de las organizaciones de derechos humanos esta semana. #ONUFueraDeColombia fue, de hecho, una de las principales tendencias en redes sociales. Mientras tanto, ese organismo, el gran padrino del proceso de paz, encargado de verificar tareas fundamentales del acuerdo con las Farc, recibía estoicamente la arremetida por su trabajo en Colombia desde hace décadas. 



Leer más: https://colombianos-en-el-exilio.webnode.es/news/colombia1/