La guerra como negocio

19.10.2017 22:57

 

Armas e inteligencia para Colombia y México

 

Ava Gómez y Aníbal García Fernández
Celag
 
Con la implementación del Plan Colombia y la Iniciativa Mérida en México, el flujo de armamento, equipo militar y software de inteligencia aumentaron como nunca antes en ambos países. Detrás de la seguridad, pacificación y lucha contra el narcotráfico, se encuentra el negocio millonario del suministro de armamento que le cuesta vidas y recursos a ambos países. Tanto México como Colombia han destinado enormes cantidades de su presupuesto para la compra de tecnología y equipo militar que no sólo han servido para combatir el narcotráfico, sino también para hacer un minucioso seguimiento a defensores de derechos humanos y miembros de movimientos sociales. Específicamente en México, la cercanía con Estados Unidos implica, entre otras cosas, el flujo constate y creciente de armas y equipo militar al gobierno desde hace más de una década, pero, además, el flujo ilegal de armas al narcotráfico, el cual tiene a los mismos proveedores. 

Colombia, el negocio de la seguridad 

La implementación del Plan Colombia entre finales de los años 90 y principios del 2000, se terminó de articular con el ascenso al poder de Álvaro Uribe, quien gobernó el país -desde el año 2002- bajo el marco discursivo de la “seguridad”, por medio del cual se configuró un Ejecutivo “de mano dura” con el “terrorismo”.



Leer más: https://colombianos-en-el-exilio.webnode.es/news/la-guerra-como-negocio/