Funcionarios de Chiquita a Juicio por Financiar Grupos Paramilitares en Colombia

01.09.2018 13:05

Según el ente acusador, esta decisión se basa en investigaciones que mostrarían que 13 funcionarios de la compañía Chiquita Brands habrían estado comprometidos en el proceso de financiación de grupos armados irregulares en el Urabá antioqueño.

Así lo anunció el fiscal General, Néstor Humberto Martínez, quien mencionó que entre los 13 hay extranjeros y colombianos entre presidentes, representantes legales y miembros de la administración de Chiquita Brands en Colombia.

 

Por otro lado, el Fiscal recordó que estas personas son investigadas en el marco de la Ley 600, además que este es un caso "muy antiguo", por lo que la fiscal de conocimiento dispuso ir a  juicio sin que medien órdenes de captura para los investigados, quienes ya fueron notificados para que comparezcan. 

Bajo el delito de concierto para delinquir agravado, la Fiscalía dictó resolución de acusación contra: 

 

1. Reinaldo Elías Escobar De La Hoz

2. Luis Germán Cuartas Carrasco

3. Víctor Julio Buitrago Sandoval

4. Álvaro Acevedo González

5. Víctor Manuel Henríquez Velásquez

6. Javier Ochoa Velásquez

7. Juan Diego Trujillo Botero

8. Jorge Alberto Cadavid Marín

 

Además, en calidad de posibles autores responsables de concierto para delinquir agravado, la medida también se expidió para los ciudadanos extranjeros: 

 

9. Dorn Robert Wenninger – Estados Unidos

10. John Paul Olivo – Estados Unidos

11. Charles Dennis Keiser – Estados Unidos

12. José Luis Valverde Ramírez – Costa Rica

13. Fuad Alberto Giacoman Hasbún - Honduras

"Tenemos ya priorizadas un número importante de investigaciones para ir avanzando de tal manera que se haga justicia respecto de quienes dinamizaron la guerra financiando el conflicto armado", concluyó Martínez.

 

En la misma decisión se ordenó precluir la investigación adelantada contra Gloria Andrea Cuervo Torres por el delito de concierto para delinquir agravado.

Adicionalmente, se estableció que la conducta de concierto para delinquir agravado
investigada es delito de Lesa Humanidad y, por ende, es imprescriptible.

Chiquita Brands International, que cerró sus operaciones en Colombia en 2004, admitió en 2007 que "bajo presión" había pagado a paramilitares colombianos 1,7 millones de dólares. La compañía también ha reconocido que pagó bajo "coacción" a las Farc para "proteger" a sus empleados en el Urabá antioqueño, una zona de producción bananera en el noroeste de Colombia y de una fuerte confrontación de guerrilla y paramilitares en los años noventa.

Fuente del articulo el diario El Tiempo