Diez notas sobre la paz con el ELN

01.08.2018 21:20

Por : Victor Currea Lugo 

El esperado cese al fuego entre el Gobierno y el ELN no se dañó por la aceptación de un supuesto protocolo que pedía la ONU (que por demás no es cierto) sino que se hizo inviable desde diciembre de 2017, cuando los militares se opusieron a ser examinados por El Mecanismo de Verificación. Me explico en diez puntos.

 

Uno, al país se le sigue mintiendo porque no hay tal exigencia de la ONU, ya que Jean Arnault asistió a La Habana como observador y no para imponer cosa alguna. Parece que se sigue cometiendo el mismo error del pasado: el Presidente no recibió la información completa sobre el estado de las negociaciones. Por eso urge que, como en el caso de las FARC, haya un canal directo entre Nicolás Rodríguez Bautista y el Presidente de Colombia.

Dos, el valioso esfuerzo del pasado cese bilateral al fuego, entre octubre de 2017 y enero de 2018, no fue tenido en cuenta. En esa ocasión se diseñó un Mecanismo de Verificación que, desafortunadamente, no fue implementado de manera correcta. En diciembre pasado, el gran debate era si la Fuerza Pública podría ser examinada por El Mecanismo como pretendía el ELN, o sólo debería evaluarse las acciones de la insurgencia como pretendía el Estado. Lo bilateral de un cese no depende de cómo se llama sino de cómo se implementa. Tampoco se aprendió de la experiencia del cese entre las FARC y el Gobierno.

Tres, parece que el sector más retardatario de los militares ya no mira más como Presidente a Santos, sino que esperan ansiosos el retorno del uribismo. Esto evidencia dos problemas. Por un lado, que la política de paz no logró ser una política de Estado y se quedó reducida a una política de Gobierno. Y por otro lado, que la Delegación, como el resto del Gobierno, entró en una fase de interinidad improductiva.


Leer más: https://colombianos-en-el-exilio.webnode.es/news/diez-notas-sobre-la-paz-con-el-eln/