Defensa del Territorio y Minería en Colombia.

07.02.2020 21:21

 

                                         

El Observatorio por la Autonomía y los Derechos de los Pueblos Indígenas de Colombia (Observatorio ADPI) quiere expresar su agradecimiento a todas las personas y organizaciones que, desde su caminar, sus saberes y energías, hicieron posible la elaboración de este informe. 

En primer lugar, agradecer el apoyo brindado por el Ayuntamiento de Barcelona en el marco del proyecto “Teixint Noves solidaritats”

En segundo lugar, este informe no hubiera sido posible sin la solidaridad, la confianza y la sabiduría de todas aquellas personas que forman parte de las comunidades y organizaciones indígenas, campesinas y afro descendientes con las que se ha compartido e intercambiado intereses y aspiraciones. Merecen una mención especial el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) y su programa económico ambiental; el Cabildo Mayor Yanakona, en particular a todas y cada una de las amables y acogedoras mujeres y hombres del Cabildo de Santa Bárbara; en Nariño, gracias a la Unidad Indígena del Pueblo Awá (UNIPA) por abrir sus puertas y enseñar la cruda cotidianidad de la guerra que sigue padeciendo el Pueblo Awá aún en la actualidad. Todas ellas, desde distintos puntos del territorio colombiano y con sus testimonios de vida, son las verdaderas tejedoras de las reivindicaciones y propuestas que se han visto representadas en estas páginas. 

Así mismo, queremos destacar la labor de las organizaciones radicadas en Colombia y que trabajan en defensa de los derechos humanos des- de diferentes ámbitos. Su acompañamiento diario a las comunidades es imprescindible y crucial para visibilizar y reivindicar un modelo de desarrollo distinto para el país, sin violencia de ningún tipo y respetuoso con la autonomía y dignidad de los pueblos. Agradecer especial- mente el trabajo de Socorro Corrales, Cofundadora de Comunitar, organización que acompaña la Ruta pacífica de las mujeres; a Moritz Tenthoff y a Catalina Caro, gracias por explicar, escuchar y colabora en todo lo que ha estado en sus manos; a Pablo Martínez Silva y a Marilyn Machado por su compromiso; a Arturo Escobar y a Claudia Jimena Pai por su apoyo incondicional a lo largo de este trabajo. 

En Barcelona, agradecer a todas las personas que integran, desde diferentes partes del globo, el equipo del Observatorio ADPI. A Núria Morelló, Martí Surís, Lina González y Alejandra Durán. Sin su determinación y energía sin duda estas líneas no existirían. 

Adicionalmente, quisiéramos agradecer a Javier Sulé y Conchita Guerra por haber cedido varias imágenes para este texto. También a Fidel Mingorance, uno de los coordinadores de geoactivismo.org y coordinador de geographiando.net por los mapas cedidos para la introducción. 

Todas ellas, organizaciones y personas que las conforman, desde otro caminar y áreas de conocimiento, han aportado perspectivas de gran interés a un asunto tan complejo como el que se ha intentado abordar en este informe. Sobre todo, gracias a ellas por ayudarnos a comprender y por enseñarnos a ver de otra manera; por humanizar un discurso institucional tan rígido y ciego como el actual, perdido en teorías, tecnicismos, clasificaciones legales y que, desafortunadamente, olvida lo esencial. La defensa del agua y el territorio es, en definitiva, la defensa de la vida plena o del Buen Vivir (Sumak Kawsay) que sólo es posible cuando se conjuga lo humano y lo natural con lo espiritual. 

Los textos reproducidos en este informe son responsabilidad del Observatorio ADPI y no reflejan necesariamente la posición del Ayuntamiento de Barcelona, como institución de soporte, o de alguna de las organizaciones o instituciones que nos han brindado su apoyo. 

Territorios_de_resistencia_mineria_ances.pdf