Conversamos con Ilich Rojas, excombatiente de las FARC-EP, sobre su pasado en la guerrilla, el proceso de paz y los desafíos que implica dejar las armas para hacer política con las ideas.

11.03.2020 15:46


El 1 de enero, Benjamín Banguera Rosales viajaba en una moto cuando fue asesinado por hombres armados en el cálido y húmedo municipio de Guapi, ubicado en la exuberancia del litoral pacífico del departamento del Cauca, al sur del país. Este hombre de 41 años, exguerrillero de las FARC-EP, que ya había denunciado amenazas en su contra, fue el primer desmovilizado de la antigua guerrilla asesinado en 2020.

La implementación del acuerdo de paz, firmado entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos (2010-2018) y la guerrilla de las FARC-EP a finales de 2016, no ha sido una tarea sencilla. En septiembre del año pasado el Centro de Investigación y Educación Popular (CINEP) junto con el Centro de Recursos para Análisis de Conflictos (CERAC) publicaron un documento en el que realizaron un balance de la implementación de los acuerdos teniendo en cuenta los principales avances y retos. En materia de reincorporación de los excombatientes, reina la incertidumbre en relación con la titularidad de los terrenos en donde estos viven actualmente, las garantías de seguridad en estos espacios y la adquisición de tierras para que los desmovilizados lleven a cabo sus proyectos productivos.

El panorama para los desmovilizados se vuelve más oscuro con las preocupantes cifras de asesinatos de excombatientes de la antigua guerrilla. Desde la firma del acuerdo hasta la fecha, el asesinato de desmovilizados de las FARC-EP, hoy convertidas en el partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), sigue en aumento. En el informe más reciente de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, publicado en diciembre de 2019, hasta finales del año pasado 173 desmovilizados fueron asesinados desde la firma del acuerdo, 77 de ellos en 2019. En lo que va de 2020 al menos 5 excombatientes han perdido la vida de manera violenta. A estas preocupantes cifras se suman 14 desapariciones y 29 intentos de homicidio.



Leer más: https://colombianos-en-el-exilio.webnode.es/news/conversamos-con-ilich-rojas-excombatiente-de-las-farc-ep-sobre-su-pasado-en-la-guerrilla-el-proceso-de-paz-y-los-desafios-que-implica-dejar-las-armas-para-hacer-politica-con-las-ideas/