COMO LA MAFIA COMPRÓ LA PRESIDENCIA DE DUQUE

30.09.2020 21:10

José Hernández, más conocido como el Ñeñe era un narcotraficante del Cesar y La Guajira, integrante del Cartel de la cocaína de Marquitos Figueroa, que jugó un papel decisivo en las elecciones presidenciales de 2018, al presionar y comprar votos para Iván Duque. 

El Ñeñe era investigado por el asesinato de Óscar Rodríguez en Barranquilla, en medio de estas investigaciones descubrieron conversaciones telefónicas del 2018 entre María Claudia “Caya” Daza, la asesora legislativa de Uribe con el narcotraficante, en las que se asocian para la compra de votos, que permitieron ganar a la presidencia a Iván Duque. 

El 3 de marzo de este año, los periodistas Julián Martínez y Gonzalo Guillén revelaron los audios de las conversaciones entre la Caya Daza y el Ñeñe Hernández, información que la Fiscalía mantenía escondida, para no dar inicio a una investigación formal contra Duque. 

El 28 de mayo la Fiscalía capturó a los dos investigadores de la Dijin que realizaron las interceptaciones legales a las conversaciones telefónicas del Ñeñe, el Mayor Jefferson Tocarruncho y el Intendente Wadith Velásquez. 

El 3 de junio la Fiscalía realizó una videoconferencia con la Caya Daza, quien se encuentra prófuga y escondida en Estados Unidos, desde donde la asesora del ex Presidente Uribe guardó silencio y protegió a su jefe. 

Esta investigación permitió sacar a flote el escándalo del fraude, que en Colombia se conoce como Ñeñepolítica, en donde se demuestra que este tercer Gobierno de Uribe, como los dos anteriores, los ha ganado con presiones de narco paramilitares y con el narco dinero que compra los votos requeridos para ganar las elecciones. 

Quedó al desnudo también como el Departamento Antidrogas de EEUU (DEA), está aliado con estos Carteles de narcotraficantes de La Guajira, des- de donde lanzan operaciones abiertas y encubiertas contra la vecina Venezuela, como la fallida invasión con mercenarios que realizaron en mayo pasado. 

Este folleto contiene 11 artículos publicados entre marzo y mayo de este año por el Semanario Insurrección, con toda la información que ha circulado en el país sobre este escándalo, lo que comprueba una vez más como Colombia es una Narcodemocracia. 

A Juan Guillermo Hernández, alias el Ñeñe, lo mataron en Brasil en mayo pasado, en medio de un ajuste de cuentas entre mafias; este personaje aparecía como ganadero en el departamento del Cesar, a la vez que era el testaferro de los negocios que poseía en Brasil, el narcotraficante Marquitos 

Figueroa, administración que ejercía desde 2014. En Colombia, los bie- nes del Ñeñe están en proceso de extinción de dominio. 

Álvaro Uribe, el presidente ejecutivo de Fedegan, José Félix Lafaurie, y el abogado de ultra derecha Abelardo De La Espriella lamentaron su muerte como la de “un exitoso ganadero del departamento”. Uribe en su cuenta en twitter dijo: "causa mucho dolor el asesinato de José Guillermo Hernández, asesinado en un atraco en Brasil donde asistía a una feria ganadera” [1]. 

El Centro de Democrático, Partido Gobierno, el 2 de mayo de 2019, también lamentó la muerte del Ñeñe, en su cuenta oficial Twitter dijeron: “El Centro Democrático lamenta profundamente la muerte del empresario vallenato, José Guillermo Hernández, y expresa sus condolencias a su familia” [2]. 

'Mafia, Mafia': desaparecen el acervo probatorio 

Diez meses después de su muerte, la opinión conoce interceptaciones telefónicas en donde el Ñeñe habla de sus vínculos criminales con Uribe y Duque; grabaciones que estuvieron en manos de la Policía Judicial durante 22 meses, pruebas que esta semana pasaron a manos del Fiscal General Francisco Barbosa, recién nombrado por Uribe y Duque. 

Están frescas las historias del Fiscal General Osorio (2001-2005), elegido por los carteles del narcotráfico, para hacer desaparecer de los archivos de la Fiscalía, todas las pruebas en su contra. 

El Centro Democrático previó la Ñeñe política desde cuando Aída Merlano empezó a hablar de la corrupción y la compra de votos en la Costa Norte, movieron fichas para que el 4 de marzo el “magistrado Luis Lacouture fuera escogido en la Comisión Instructora Especial que investigará la financiación irregular de campaña presidencial de Duque 2018” [3]. Paradójicamente Luis Lacouture fue el jefe de campaña de Duque en los departamentos de Guajira y Cesar. 

COMO LA MAFIA COMPRO LA PRESIDENCIA DE DUQUE.pdf