Colombia. Hidroituango “quiere ocultar la crisis humanitaria y ambiental”

14.05.2018 15:59

 

Por Camilo Alzate, Colombia Plural

Hemos querido saber qué está pasando realmente en la zona de influencia del megaproyecto Hidroituango. Isabel Zuleta es una de las voces más reconocibles del Movimiento Ríos Vivos Antioquia y ella explica con detalle el drama humano y ambiental desde la zona.

El taponamiento de los túneles de desviación del cauce del río Cauca de la megarrepresa de Hidroituango se está transmitiendo por algunos medios como un problema técnico o como un asunto de negocios, pero lo que oculta es un drama humano y ambiental sin precedentes. Las personas que habitan el cañón del río llevan años advirtiendo que esto podía ocurrir pero la soberbia de Empresas Públicas de Medellín (EPM) y la inacción del Estado han puesto a la región al borde del colapso total. Hablamos con Isabel Zuleta, del Movimiento Ríos Vivos Antioquia desde Sabanalarga.

— Desde la última semana de abril colapsaron las obras de desviación del caudal del río Cauca que hacen parte del megaproyecto de Hidroituango, el río ha inundado todo el cañón de manera descontrolada y ahora hay una catástrofe en ciernes ¿Cómo está el panorama en el terreno? ¿Cómo está la gente?

Para las comunidades es aterrador ver que un río tan caudaloso se está devolviendo. Hay una crisis emocional, la gente no lo creía, abandonaron todas sus cosas, sus herramientas de trabajo, los pescadores dejaron sus atarrayas, los barequeros sus molinos, sus picas, sus palas. Hay gente que permanecía en sus tierras, en fincas que no fueron compradas. No es cierto lo que dice Empresas Públicas de Medellín (EPM), que habían comprado todos los predios, el gerente le está mintiendo al país, hay fincas que no han sido compensadas. También hay muchos pescadores y barequeros de la parte de arriba que no alcanzaron a salir. En Ituango hay un censo de damnificados que supera las 120 personas, algunos están apostados en la carretera y otros en el coliseo del pueblo, sin ningún tipo de apoyo o ayuda humanitaria, sólo ha ido la Defensoría del Pueblo. El rescate fue aterrador porque dejaron a la gente aislada… ayer llegó una familia al municipio de Sabanalarga desde un sitio conocido como Brazuelos, vereda Membrillal, llegaron con niños, con todos sus enseres, no los habían rescatado y estaban completamente rodeados por el agua porque no tenían como salir por la montaña. Aquí a Sabanalarga han llegado más de cien personas, sólo hasta este momento se está haciendo el censo de damnificados. EPM dice que la gente no tenía porque estar allá, pero ellos han vivido ahí toda su vida y no entendían por qué el río estaba subiendo. Hoy la empresa dice que el río está bajando, que ya abrieron el túnel, pero aquí el agua no ha bajado y la gente sigue llegando al casco urbano de Sabanalarga. La administración nos contesta que no hay apoyo, EPM tampoco ha dado apoyo y la gente hizo sus tendidos para acostarse en la puerta de la alcaldía porque no tienen otro sitio a donde ir.


Leer más: https://colombianos-en-el-exilio.webnode.es/news/hidroituango/