CARLOS ARTURO VELANDIA - PROMOTOR DE PAZ

25.07.2020 20:05

 

Voces de personas del común 

Acompaño el libro de Carlos Arturo Velandia con las opiniones de dos importantes personajes que dejaron huella en el Siglo XX: “Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz duradera. No hay verdadera paz si no viene acompañada de equidad, verdad, justicia y solidaridad. Está condenado al fracaso cualquier proyecto que mantenga separados dos derechos indivisibles e interdependientes: el de la paz y el de un desarrollo integral y solidario.” 

Mensaje del Papa JUAN PABLO II, PARA LA CELEBRACIÓN DE LA XXXIII JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ - 1 DE ENERO DE 2000 

“No basta con hablar de paz. Uno debe creer en ella. Y no es suficiente con creer, hay que trabajar para conseguirla.” - Eleannor Roosevelt 

Betty Giedelmann V. 

Conseguir la paz en Colombia, tras más de medio siglo de confrontación armada es un hecho que tiene implicaciones que van más allá del acallamiento de las armas. Son connotaciones que no dejan escapar ningún aspecto, llamase este histórico, político, económico, social, cultural, ecológico etc. que si se abordan todos con la profundidad que reclaman seguramente lograremos esa identidad nacional por la que siempre hemos luchado estérilmente. 

Medardo Correa A. 

Conceptuar, con la mayor claridad, el acontecer y futuro de este momento trascendental para nuestra nación, gestado por el silencio de los fúsiles que calma el espíritu de los guerreros confrontados en defensa de modelos divergentes de justicia y equidad, aplicada a la población de la ciudad y la ruralidad, nace de una mente con vivencias en el frente de guerra, en la cárcel, aplicada con la justicia del oponente y libre, por pena cumplida, trabajando socialmente para que se comprenda el silencio de las armas en aras del sosiego de hombres y mujeres de todas las edades y etnias, que alberga nuestro territorio, para derrotar la incertidumbre, consolidar la paz abrazando al excombatiente y en convivencia, allanar el camino, sin final, de la ilusión creativa por el amor, la solidaridad, fundamento de la felicidad, del bienestar compartiendo la producción alimentaria de la tierra, los bienes y servicios de la fábrica, con salud, educación, recreación. 

José Roque Campo López 

A mis 45 años de vida y cómo colombiano, tal vez el tema más recurrente ha sido el de la guerra y la paz. Hoy se está construyendo y consolidando un proceso generoso gracias a las partes, rodeados de la sociedad y de la comunidad internacional. Al parecer vamos a ser capaces de dejar a las generaciones futuras un país reconciliado. 

Del autor: He conocido pocas personas como Carlos Arturo Velandia, tan comprometidas y desinteresadas en luchar día a día por la consecución de un fin tan noble como la paz. 

Camilo Ospina Maldonado 

Conocedor de los dolores y sufrimientos que deja la guerra, y en una búsqueda constante de la justicia social, la equidad y el ejercicio pleno de la democracia, desde diferentes escenarios Carlos Arturo Velandia ha optado por dedicarse a la construcción de la paz estable para todos los colombianos, utilizando ahora como armas la palabra, las narraciones, el lápiz, el cuaderno, el libro; con valor, con esperanza y con firmeza, para afrontar el debate político sin renunciar, eso sí a los principios revolucionarios. Producto de su convencimiento, deja en nuestras manos su nueva obra: La paz posible: entre la ilusión y la incertidumbre. 

Martha Isabel Solano M. 

He reconocido en Carlos Arturo Velandia, su interés como Gestor de Paz, en hacer entender que se hace necesario bajar desde las alturas de la cordillera oriental, hasta las regiones más apartadas del país, y entre ellas aquellas que como los territorios del piedemonte y sabanas de los llanos orientales, que se debaten entre el olvido estatal y la encrucijada de violencias e inequidades; para conocer y transformar la diversa y compleja realidad política, ambiental, social y económica. Las importantes reflexiones ofrecidas en este libro, digno de recomendar, me dan luces para seguir aportando en la construcción de escenarios de paz que nos posibiliten salir de la guerra y construir colectivamente paz, duradera, estable y con equidad; porque aunque tengamos incertidumbres, son más poderosas las ilusiones que nos animan. 

Older Cáceres Suárez 

Lo bonito de caminar por lo social y lo humano es que, además, un día nos encontramos con hombres y mujeres que se soñaron libres y completos. Hombres y mujeres que su vida ofrecieron. Hombres y mujeres que entendieron que otros caminos podían llevar al mismo sueño... En esos caminos nos encontramos con personas como Carlos Arturo Velandia que, con el respaldo del saber, el análisis y la palabra, genera diálogos para entender que a pesar del analfabetismo político, ceguera y represión social “caminamos con incertidumbre, pero con ilusión”. 

Jairo Navarrete Galindo 

Aunque resulte un lugar común decirlo, Carlos Arturo Velandia es un hombre de PAZ. Apasionado. Todo su pensamiento y qué hacer, está volcado a proponer Paz. No importa –a Carlos menos que a nadie- si la incertidumbre lleva pensar y sentir que la incertidumbre de la Paz lleva a que sea una ilusión. Pero es que la ilusión nunca puede acabar. 

Luis Alberto Rubiano 

Pastor Protestante 

Se están silenciando los fusiles de la insurgencia, por su parte el Estado, por acción u omisión, continúa con su recorrido de sangre por valles y ciudades, acallando las voces de dirigentes sociales. El post-acuerdo está en veremos, solamente cuando los movimientos sociales abracen lo acordado en La Habana y lo que logremos en la Mesa de Quito, y lo asuman como propio, podremos ver el renacer de la esperanza y la consolidación de una paz en construcción, labor que tendrá que desarrollar la sociedad, sin tener que acudir a la violencia. 

Campo Elías Mesa 

la-paz-posible.pdf