Asesinan en Medellin al historiador y activista social colombiano Elías Galindo.

02.10.2020 11:30

El historiador y activista social colombiano Campo Elías Galindo fue asesinado en su departamento en el municipio de Medellín, capital del departamento de Antioquia, informó este jueves el comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, Eliécer Camacho.

 

Las autoridades encontraron el cuerpo de Galindo en un departamento ubicado en el barrio de Los Pinos, al sur de Medellín. El cadáver presentaba heridas realizadas con arma blanca.  

"Él [Galindo] vivía solo, por lo tanto hay elementos materiales probatorios importantes y ya están en cadena de custodia para esclarecer lo ocurrido", declaró a medios locales el general Camacho.

El fundador del movimiento Colombia Humana y actual senador de la República, Gustavo Petro, aseguró en su cuenta de Twitter que Galindo fue asesinado hace tres días. "Tenía un libro que quemaron sobre su pecho y se llevaron celular y computador con información de la Colombia Humana de Antioquia", agregó el legislador.

Posible móvil

La hermana del historiador, Doris Galindo, declaró a Blu Radio que en su familia creen que el móvil del asesinato de Campos Elías fue su actividad política. "Era un líder que soñó con transformaciones sociales y políticas en este país", apuntó.

Galindo, de 69 años, era historiador, profesor universitario, activista social y militante del movimiento de izquierda Colombia Humana.

En su blog, Galindo acostumbraba escribir sobre temas políticos y sociales. En su última entrada, el historiador denunció las presuntas redes de poder político, social y económico que habrían estado vinculadas con "la tragedia financiera, social y humanitaria" del proyecto hidroeléctrico Hidroituango.

Debido a esta última investigación publicada, Petro instó a las autoridades a formar una "comisión judicial independiente, con expertos nacionales e internacionales" para esclarecer el asesinato de Galindo. 

Por su parte, el director ejecutivo de la división de las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, manifestó su "repudio" por el asesinato del historiador y exigió a las autoridades garantizar "una investigación pronta, seria y creíble" para llevar a los responsables del crimen ante la justicia.

Recompensa

La alcaldía de Medellín ofreció 20 millones de pesos colombianos (unos 5.226 dólares) para las personas que ayuden en la identificación de los presuntos responsables del asesinato.