Álvaro Uribe: ¿el ocaso un largo período de injusticia e impunidad?

02.08.2018 04:17

Oto Higuita

 

Alvaro Uribe ganó la presidencia (2002-2010) porque convirtió el malestar y rechazo de la población a las guerrillas y el cansancio de décadas de guerra en su principal bandera de gobierno. De hecho, su principal promesa fue la seguridad democrática como estrategia para derrotar las guerrillas que según la propaganda de guerra de los medios de comunicación, eran el peor mal de Colombia. 

Por eso las equiparó con organizaciones terroristas, aprovechando el “buen” momento creado por el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, con la Operación Libertad Duradera, plataforma para atacar a los países del eje del mal que apoyaban el fundamentalismo islamista, que contaba con apoyo en los gobiernos de Irak, Afganistán e Irán, y que a juicio de la potencia imperial fueron los que estuvieron detrás del ataque terrorista a las Torres Gemelas de New York, el 11 de septiembre del 2001. 

Para demostrarle a Uribe que lo esperaban para confrontarlo militarmente, las FARC lo recibieron lanzándole cohetes y explosivos el día de su posesión como presidente en el palacio de Nariño. (https://bit.ly/2LD3UPb

Los objetivos principales del gobierno de Álvaro Uribe eran acabar con el secuestro, las vacunas y toda clase de tropelías y atentados contra la infraestructura petrolera, puentes, alumbrado eléctrico, ataques a bases militares y pueblos que llevaba a cabo la guerrilla y que habían aumentado considerablemente, durante la década anterior. 

Para ello había que empezar despejando las carreteras para salir a pasear y visitar las fincas; seguidamente asegurarle al gran capital y las trasnacionales un país en paz para la inversión privada, y luego lograr la cohesión social. Los tres huevitos que camuflaban una estrategia de guerra bien diseñada. 

Antes de llegar a la presidencia, Álvaro Uribe había hecho una larga carrera como alto funcionario del Estado que empezó desde muy joven. 

Había ejercido los cargos de director de la Aeronáutica Civil en 1980-82, donde entre otras cosas se le señala de conceder licencias de vuelo a Pablo Escobar, el jefe del Cartel de Medellín, una de las principales y más poderosas organizaciones criminales del narcotráfico, (https://hrld.us/2Ofn6Rq). 

Leer más: https://colombianos-en-el-exilio.webnode.es/news/alvaro-uribe%3a-%c2%bfel-ocaso-un-largo-periodo-de-injusticia-e-impunidad/