ACCION DE TUTELA POR MANUEL ANTONIO CEBALLOS RUDAS CONTRA EL SINDICATO NACIONAL DE TRABAJO DE LA RAMA ECONOMICA DEL AZUCAR

11.07.2020 20:45

 

Guadalajara de Buga, siete (07) de julio de dos mil veinte (2020) 

 

Referencia: ACCIÓN DE TUTELA propuesta por Manuel Antonio Ceballos Rudas contra el Sindicato Nacional de Trabajo de la Rama Económica del azúcar y de sus derivados, la Sociedad Riopaila Castilla SA, la Dirección Territorial del Ministerio de Trabajo, la Nueva EPS y otros, trámite al cual se vinculó a la sociedad Cosechas del Valle, a la IPS VIVIR, a la Administradora Colombiana de Pensiones y otros. 

Radicación: 76-834-31-03-001-2020-00058-01 Instancia: IMPUGNACIÓN DE FALLO
Ponente: MARÍA PATRICIA BALANTA MEDINA 

 

Esta providencia fue estudiada y aprobada, vía correo electrónico, por la Sala según acta n.° 074 de la fecha 

De conformidad con la competencia prevista en el art. 32 del Decreto 2591 de 1991, procede la Sala a definir la impugnación presentada contra el fallo de tutela n.° 039 del 29 de mayo de 2020 proferido por el Juez 1° Civil del Circuito de Tuluá, proveído mediante el cual negó, por improcedente, el amparo del derecho fundamental a la estabilidad laboral reforzada y concedió las prerrogativas fundamentales a la salud y a la seguridad social, invocados por la parte actora en el asunto de la referencia. 

I. OBJETO DE LA IMPUGNACIÓN 

El Juez 1° Civil del Circuito deTuluá negó la protección del derecho fundamental a la estabilidad laboral reforzada, rogada por Manuel Antonio Ceballos Rudas, al considerar, mediante fallo de tutela n.° 039 del 29 de mayo de 2020 que la acción de tutela es improcedente para ordenar el reintegro laboral, dado que “no se dan las condiciones para proteger el derecho de estabilidad laboral, pues no (...) se evidencia que la terminación de la relación laboral se diera con ocasión a salud (...) ni al momento de informarle que la prórroga no se extendería (junio de 2019) ni a la fecha de comunicado de la terminación de la afiliación participe, no se aprecia que se encontrara incapacitado por profesional de la salud, que permitiera inferir la disminución de su capacidad laboral”. 

No obstante, el Juzgador precisó que, considerando las enfermedades crónicas que padece el actor, la Junta Regional de Calificación del Valle del Cauca le determinó una pérdida de capacidad laboral del 26.04% y, si bien este porcentaje no evidencia una invalidez, ciertamente, “dicha calificación bien podría representar otros beneficios para el actor”. 

En tal virtud, ordenó “al representante legal del Sindicato Nacional los Trabajadores de la Rama Económica del azúcar y sus derivados SINTRA RIOPAILA SA o a quien haga sus veces, que hasta tanto se defina la calificación final de PCL del señor Manuel Antonio Ceballos Rudas (...) continúe pagando los aportes de seguridad social en salud y pensión. Adicionalmente, ordenó: “a la Junta Regional de Calificación del Valle del Cauca y a la Junta Nacional de Calificación, a través de sus directores o quienes hagan sus veces, que una vez se normalice o levante la suspensión de términos, se decida de fondo los recursos interpuestos por el actor, con observancia del debido proceso, esto es, que sea notificado personalmente de cada decisión”. 

Asímismo, atendiendo las omisiones en la prestación del servicio de salud, enrostradas en el libelo inicial, el a quo concedió la protección del derecho fundamental a la salud del gestor y, en consecuencia, ordenó a la Nueva EPS “proceda (..) a realizar las diligencias administrativas legales pertinentes a fin de autorizar y hacer entrega material de los audífonos bilaterales, prescritos por el médico tratante al señor Manuel Antonio Ceballos Rudas” y, adicionalmente, ordenó garantizar al promotor un tratamiento integral, en razón a sus patologías de túnel carpiano bilateral, hipoacusia no especificada y visión borrosa, de 

1 conformidad con las ordenes emitidas por sus médicos tratantes . 

El presidente y representante legal del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Rama Económica del azúcar y sus derivados SINTRA RIOPAILA SA, notificado de la anterior decisión, la impugnó argumentando que el fallo de primera instancia resulta incoherente y le está cambiando la calidad de AFILIADOS 

SENTENCIA T768343103001-2020-00058-01.pdf