¿Qué futuro laboral tiene en Colombia un universitario recién graduado?

04.11.2019 16:45

Fernando Alexis Jiménez

El día que María Alejandra se graduó de bachillerato, hicieron un sancocho de gallina, invitaron a los familiares y recibió varios regalos: tres blusas, un reloj electrónico de los baratos y un bolígrafo que le duró lo que dura una ilusión, es decir, muy poco o casi nada.

Una jornada emocionante, lo amargo vino después. Lo constituyó el viacrucis de entrar a una universidad pública. Imposible. No había cupo. La salida fue contratar un crédito educativo. Usted ya sabe dónde. Sí, en aquella entidad pública que cobra intereses y con la que queda endeudado media vida después que se gradúa.

Cursó los once semestres de contaduría en una institución privada, en horas de la noche. De día se rebuscaba trabajando en lo que saliera: desde vender comidas rápidas en el centro de la ciudad, hasta servir en mensajería. “El día que recibí el cartón profesional sentí que había llegado a la meta de una larga carrera con muchos obstáculos.” Comprensible. Debió pasar por las verdes y las maduras antes de tener el título en sus manos.

Los padres olvidaron, en aquél momento, enormes sacrificios y los diciembres en que debieron resignarse con ver las vitrinas de los almacenes y buscar que los zapatos duraran un poco más y darle mejor uso a la ropa de los domingos, porque “cualquier peso que malgastemos, lo necesita la niña.”¡Los sacrificios que estamos dispuestos a hacer por un hijo!



Leer más: https://colombianos-en-el-exilio.webnode.es/news/%c2%bfque-futuro-laboral-tiene-en-colombia-un-universitario-recien-graduado/