Devenidos en prisioneros de guerra nunca hincaron la rodilla

18.06.2017 20:13

 

 

"Devenidos en prisioneros de guerra nunca hincaron la  rodilla Y persistiendo en combatir movilizar y producir en ardorosas bregas transformaron las tortillas mazmorras del caduco y podrido Estado peruano y luminosas trincheras de combate"  (Dr. Abimael Guzmán Reinoso, jefe del PCP)

Queremos rendir un solemne homenaje a los dirigentes, militantes, combatientes e hijos de las masas: 300 prisioneros de guerra de las luminosas trincheras de combate del frontón, Lurigancho y Callao. Jóvenes hombres y mujeres con compromisos futuros profesionales prefirieron entregar entregarse enteros a la real transformación de una sociedad hundida en el hambre, la miseria y el atraso, a causa de la explotación causada por un puñado de opresores y explotadores terratenientes y capitalistas sometidos al imperialismo norteamericano.

Denunciamos al Estado Peruano al gobierno de Alan García Pérez que desencadenó el más protervo y negro operativo de exterminio, violando incluso elementales leyes de guerra consagradas universalmente como las de Ginebra, movilizando al Ejército, la Marina de Guerra, la Fuerzas Aérea y las Fuerzas Policiales bajo el comando conjunto consumó el más infame genocidio.

Hoy el Estado Peruano sin reconocer el genocidio cometido, pretende cometer UNA NUEVA BARBARIE CONTRA LOS CUERPOS DE LOS PRISIONEROS DE GUERRA de destruir el espacio donde descansan sus restos, ninguna institución quiere llevarlo acabo pues evidentemente realizar esa acción atroz implica asumir la violación de derechos constitucionales y el atropello de la ley de cementerios que prohíbe este tipo de acciones de destrucción.

Treinta y un años después, decimos, ¡Camaradas y compañeros caídos presente! Nuestros héroes, héroes del pueblo tienen el derecho a ser siempre recordados y a que su memoria quede imperecedera plasmada en el monumento a los héroes del pueblo.

 

¡Honor y gloria a los héroes caídos!

!No a la persecución a la memoria del pueblo!

 

Lanzamos a los pueblos del mundo en pie de lucha, a los pueblos rebeldes del sur global, a los pueblos indoblegables de Nuestra América y al pueblo insurgente de la naciente Nueva Colombia, un llamado a la Solidaridad y a la creación de Comités Permanentes de Solidaridad por la Libertad de Simón Trinidad. Estrategia que vaya de la mano de la exigencia de liberación de Sonia e Iván Vargas  presos en las mismas mazmorras del norte y de todos nuestros prisioneros en las demás cárceles del mundo.
Otras prisiones han parecido también impenetrables, otros prisioneros han parecido imposible de liberar, pero la solidaridad cuando ha sido tenaz ha roto el hormigón y el hierro de las cárceles para arrebatar a los ruiseñores de la libertad, y uno de esos ruiseñores es nuestro Simón Trinidad. 
Arrebatarle al imperio a Simón Trinidad debe ser una tarea de todas y todos los que luchan y resisten por un mundo alternativo en paz con justicia social.
Camarada Simón, la paz de Colombia jamás será completa sin su libertad y su libertad, ahora, más que nunca, debe ser una tarea de la revolución. Un abrazo que trascienda los muros de la ignominia que jamás nos contendrán. 

*Colectivo Asdrúbal Jiménez*